El cemento hidráulico ofrece un medio seguro y eficiente para crear grandes estructuras. El cemento hidráulico es un producto utilizado para detener el agua y las fugas en estructuras de concreto y mampostería. Es un tipo de cemento, similar al mortero, que se endurece extremadamente rápido y se endurece después de haber sido mezclado con agua. El cemento hidráulico se usa ampliamente en la industria de la construcción para sellar estructuras por debajo del nivel y en situaciones donde las estructuras pueden verse afectadas o sumergidas en el agua.

Algunas de sus ventajas son:

Reducción de la contaminación acústica: el proceso es prácticamente silencioso, lo que lo convierte en una solución de demolición ideal para áreas donde hay una restricción de ruido.

Vibración reducida: esta técnica depende muy poco de la perforación. Esto hace que todo el proceso sea mucho más seguro y más cómodo para el equipo que trabaja en el trabajo.

Extremadamente eficaz para estructuras grandes.

Libre de polvo: debido a que este proceso agrieta el concreto en lugar de demolerlo, el crujido hidráulico crea mucho menos polvo que otros métodos.

Se puede usar en espacios confinados: el equipo utilizado para este proceso se puede operar en espacios muy estrechos o pequeños.

Si necesitas de concreto hidráulica para tus construcciones llama a CONTRISSA.